Mi Entrevista con el Vampiro

Luctuoso y decadente Marcos el "Vampiro" uno de los mayores coleccionistas de relojes, observa por una lupa buscando el más mínimo detalle en el reloj que acabo de entregarle. 

 
-¿Seguro que no tiene cruces?
- Palabra, Don Marcos no quiero quemarle las manos o que se convierta en polvo. 

Tras saludarle guardo mis manos en los bolsillos para calentarlas, Don Marcos está tan frío que los hielos de su whisky en las rocas no se derriten. 
 
- La confederación helvética está decidida a jodernos Pepe, cada vez esconden mejor las cruces dentro o fuera de sus movimientos. 

Marcos el Vampiro, aleja el reloj, lo observa,  lo acerca a sus ojos, se detiene en el cristal, se demora buscando acaso su imposible reflejo. 

- Aunque no me crea Don Marcos yo le entiendo; Le diré que aunque adoro al Sol,  quien  me permite poner a tiempo mi reloj cada mañana,  gracias a Dios  soy ateo. Viví  lejos de la Cruz hasta que caí de rodillas frente a una cruz de Calatrava. 

- !Por los clavos de París! Pepe
Si pudiera yo también lo haría.  Patek es una cruz dolorosa. 
 

 
Delante del Vampiro mi propia sangre se  espesa , se vuelve lenta y temerosa, a esta hora de la noche preferiría estar en casa, pero no pude  perder esta oportunidad,  solo se encuentra un cliente así cada 300 años. 

- ¿Así que tampoco compras Vacheron?
- La cruz de Malta, otra cruz guerrera. 

 
 
 

La evangelización española impuso su cruz a sangre y fuego. La evangelización Suiza, discreta e implacable, a metido como caballo de Troya su cruz griega. 

 
- ¿Breitling?
- La cruz ancorada, la cruz marinera,  también la usa Ulises Nardin


 
 
 
 





Pero sigue trayendo A LANGE & SÖHNE , estos alemanes están más lejos de la Cruz y más cerca de mi corazón.
 
 

Compartir con tus Amigos

Relacionado

Mi Entrevista con el Vampiro
4/ 5
Oleh

Subscribe via email

Cazadores De Relojes en tu correo