Un Jaeguer LeCoutre Atmos en un velorio


"Yo se que siempre sentiste afecto por mi Madre, espero hoy nos acompañes en su velorio..."

Tal  fue el recado  que dejó Martinez en mi buzón.
 No tuve el valor para decirle que:
 Siempre recordar a su madre, no era señal de afecto precisamente.

- "Café gratis" esa  fue la idea que me resigno a ir a su casa.



Martinez  elegante y refinado, es uno de los mayores "Dealers" de relojes de pulso antiguos;  su estilo de negociar es tirar poco a poco y siempre con una sonrisa,  hasta bajarte la piel a los talones.

Una  vez  me dijo:
" En este negocio tienes socios, clientes, colegas, proveedores, cómplices pero NO amigos. 
La amistad, nunca es buen negocio."

Hoy el hombre sin amigos tiene la casa llena de dolientes. 
Proveedores, clientes y cómplices le dan abrazos por turnos.


Me instalé en un sillón, lejos del féretro y cerca de un Atmos Jaeger Le Coultre Millenaire y comencé sin querer a quedarme  dormido y a roncar el Rosario devotamente.




Hasta que llegó Alejandro a despertarme  con un codazo y una sonrisa ofreciéndome café 

-Quiero proponerte un negocio -Me dijo- Ves ese  Atmos, yo lo quiero, tú te llevas mejor con Martínez y puedes sacarlo a mejor precio, yo puedo pagarte hasta $60,000 ahora.



        - En pleno velorio de su madre??? (pregunte incrédulo)

-Ve  a tu alrededor toda la casa está  llena de compradores y coleccionistas si no nos apuramos, otro nos lo va a ganar.

 Los relojes de mesa los coleccionaba su madre, Martines solo maneja relojes de pulso, te puede dar un buen precio... Y  además a ti no te apena nada.

Martínez se acercó a nosotros, mientras yo mejoraba el café que estaba tomando, con el vodka de la botella que siempre me acompaña.
-¿Es tan malo mi café? -Preguntó
- Negro y malo,  debería estar preso (conteste haciéndolo sonreír, y sin más me tiré al ruedo)
-Martinez ese jaeger me gusta, estarías dispuesto a dejarlo ir por  digamos $10,000?
 (había que empezar muy abajo...)

-¿Cual de ellos? Porque los he visto en más del doble.
 recuerda que estos relojes se "Alimentan del aire"

-Ojala pudiera hacerlo yo,  de "aire y vodka..."
 ¿Digamos $30?

-Muchas gracias, Pero este era el favorito de ella,
 fíjate como tiene un compromiso con la eternidad...
calendario perpetuo hasta el año 3000, 
mil años nada más..¡
No. No puedo  venderlo...

-Te comprendo perfectamente.
 ¿Dices que era de tu Madre? 
    Y tu hermana llega mañana al funeral...?
¿Crees que  ella estaría más dispuesta a venderlo, si fuera  parte de su herencia?  

(Un As bajo la manga, un recurso muy bajo incluso para mí, vi como por su rostro pasaban todos lo colores, primero se muere antes que ceder un negocio)

-Dijiste $60,000? verdad?  (de nuevo la sonrisa en los labios, el estilo por encima de todo)

- dije $55 y me marcho antes de que llegue tu hermana.

-Ok es una pena que no puedas quedarte.

En eso otro camarada se acercaba preguntando por el reloj Kuku de la recámara.
La primera venta abriría paso a las demás.
Iba a ser una noche de subasta.







Atmos:
Inventado en 1928, este reloj casi perpetuo por Jaeger-LeCoultre se rebobina por los cambios infinitesimales de temperatura. Durante más de medio siglo, ha sido el regalo oficial del gobierno suizo a sus huéspedes más prestigiosos.




Compramos Relojes Viejos 
Tel: 55 32133013
cazadores.de.relojes@gmail.com






Share:

Relacionados

Disqus comments:


Facebook comments: