Un OMEGA COSMIC MOON PHASE en el Metro

¿Te ha pasado alguna vez que te gusta una chica en el tren y no sabes como acercarte y romper el hielo?


¿Cómo le dirías que te gusta  a la mujer de tus sueños?

Algo  similar me paso a mi, pero yo sueño con relojes.



Deje de cazar chicas cuando me case, (me lo tienen prohibido)
Así que cuando viajo  entretengo mi vista con los relojes.
Para mi, el vagón va lleno de Chinos, Japoneses y uno que otro suizo.




Ese día en mitad de un concierto completo de Espinoza Paz por solo $10 pesos , vi una mano aferrada al pasamanos portando un OMEGA COSMIC MOON PHASE acero oro...
Con medio vagón de distancia, alcance a distinguir un puño blanco y una manga de saco gris.


A base de empujones y codazos,"con permiso, perdone usted"
llegue hasta donde estaba él ... Y ya no estaba.

Habíamos dejado la estación, unos se pararon, otros se sentaban y los demás se fueron.

Así que fui mirando a mi alrededor, saco gris, camisa blanca...
y lo hallé sentado unos  asientos  más a  la derecha.

Saco gris, camisa blanca, portafolio en piel y una cara de haber trabajado para los Corleone. Abogado seguro.

Me pare frente a él para ver más de cerca el reloj, la manga de la camisa no lo cubría del todo.



Yo no sé si babeaba...
 Dicen que en esos momentos pongo cara de perro en carnicería.

Pero el noto mi mirada y bajo su manga, entonces le mire directamente al rostro y fue cuando él habló:
Su voz resonó por todo el vagón

-!Que¡ ¿ Le gusto?

(¿Cómo responder a eso sin que suene romántico?)





De mi bolsa saque una tarjeta y mi mejor sonrisa:

-José García: Cazador de Relojes.

Mientras el revisaba mi tarjeta yo seguía hablando, pase tanto tiempo de vendedor puerta a puerta que si me dejan hablar, puedo convencer a cualquier persona de cualquier tema.

En este caso, tenía que convencerlo que me vendiese el reloj que traía puesto y que seguramente le gustaba mucho.





Mientras hablaba me acercaba mas, tenia que estar cerca para medir cuánto abriría los ojos cuando le dijera una cifra.

Esa cifra en dólares que daba vueltas en mi cabeza desde que vi el reloj.




Por fin pude sentarme  a su lado y deje que mi mejor oferta
 llegara despacio a sus oídos.

El abrió los ojos, más grande de lo que esperaba, se iluminó su rostro con una sonrisa... Y nos fuimos juntos al banco.


!Caramba¡  las chicas me daban más trabajo.



Compramos Relojes Viejos 
Tel: 55 32133013
cazadores.de.relojes@gmail.com









Share:

Relacionados

Disqus comments:


Facebook comments: